Plan para 3 días en Lisboa

Día 1

Casco antiguo de Lisboa

  • Empezad en Rua da Escola Politécnica, cerca del Jardim Botânico.
  • Seguid por la Rua D. Pedro V y aqui tendréis unas vistas preciosas del Castelo de S. Jorge.
  • Largo da Misericórdia, visitad Igreja de S. Roque.
  • Bajad Rua Garrett, la calle de tiendas más elegante en el pasado. Probad el “pastel de nata” de Brasileira, frecuentada por Fernando Pessoa.
  • A la derecha de FNAC, esta Hotel do Chiado, con una entrada muy pequeña. Subid hasta el último piso, tiene unas vistas extraordinarias y el sandwich de rosbif está buenísimo.(Calle R. Nova do Almada; Metro Baixa-Chiado).
  • Subid en el elevador de Santa Justa. Es precioso por dentro, y tendréis una vista de todo el centro de Lisboa. Si tenéis el ticket de transporte válido para 24 horas, también os servirá para subir en todos los elevadores.
  • El barrio de Chiado es uno de los mejores para pasear.
  • Cenad en Bica do Sapato (Av. Infante D. Henrique), metro Santa Apolonia. Imprescindible reservar. Precio medio 40/60 euros dependiendo de si se cena en el restaurante, o en el sushi bar.
  • Justo enfrente de Bica do Sapato está la discoteca Lux, discoteca por excelencia de Lisboa, de John Malcovich. Conviene esperar al amanecer para verlo desde el interior, al ser un cubo transparente (opaco de noche) es espectacular.

Para moveros por Lisboa es imprescindible utilizar el tranvía; fundamental y a la vez inevitable, puesto que justo con el metro, que funciona fenomenal, el tranvía es comodísimo para recorrer el casco antiguo, hasta el Barrio Alto y el Castillo de San Jorge.
El recorrido del tranvía 28 es ideal, ya que sube y baja algunas de las colinas más bonitas de la ciudad.

  • Empezad el recorrido delante de Jardim da Estrela
  • Seguid hasta el final, en la Costa do Castelo
  • Preguntad por el Chapito, un sitio de teatro amador en el que podeis tomar copa en el fin de tarde. Resto do Chapito en la Rua da Costa do Castelo. La puesta de sol es espectacular.
Día 2

Belem y las Docas

Para llegar a Belem en transporte público: metro hasta Cais do Sodré. Allí coged o bien el tren y bajaos en Belem, o bien el tranvía número 15 (mucho más bonito, porque iréis viendo los barrios de los alrededores, que son muy curiosos). Tendréis que bajaros en Mosteiro dos Jerónimos – donde se baja prácticamente todo el mundo.

En Belem tenéis que ver:

  • El Monasterio que es realmente espectacular (ojo con los días y horarios de apertura). En principio cierran los lunes, pero puede haber celebraciones, como bodas, que impidan la entrada. Es realmente precioso.
  • La torre de Belem. Además del paseo hasta la torre, por el río, que es muy bonito.
  • Imprescindible probar los pasteles de Belem (con mucha canela!) en la Antiga Confeitaria, abierta desde 1837. No tiene pérdida, hay colas enormes, que van rapidísimo.

A la vuelta al centro de Lisboa, un sitio muy agradable para comer o cenar son Las Docas. Eran los antiguos almacenes portuarios reconducidos a restaurantes, mayoritariamente de pescado, en un ambiente chic sin pretensiones y muy agradable. Están justo debajo del puente.

Día 3

Castillo de San Jorge y Parque de las Naciones

Castillo de San Jorge

Es casi el final del recorrido del tranvía 28. Una vez llegáis a la parada donde se vacía casi todo el tranvía, tendréis que subir una pequeña cuesta que os llevará al castillo. La entrada cuesta unos 8€. Tendréis unas vistas espectaculares de todo Lisboa.
A la bajada, si no hubierais podido ir el primer día al restaurante Resto do Chapito, os recomiendo que os bajéis allí.
Si no tenéis prisa, en vez de coger el tranvía 28, bajad andando.

Parque de las Naciones ~ Oceanográfico

Por la tarde, si os quedara tiempo, merece mucho la pena el Oceanográfico, que está en la zona donde se celebró la Expo. Parada de metro Oriente.
Es uno de los Oceanarios más grandes de Europa, y la zona es muy agradable.

Nosotros vimos el Oceanoario, comimos allí, en Real Indiana, un indio riquísimo, pero de servicio lento, y nos fuimos al aeropuerto.

Para comer, Real Indiana, restaurante indio.

En la zona del parque de las naciones hay un centro comercial muy grande.

Esta zona puede ser perfecta para después coger un vuelo a última hora, dado que está muy cerca del aeropuerto, comunicada tanto en autobús, como en taxi.

Más restaurantes en Lisboa

Hotel Tivoli Jardim
Jardim
 Rua Júlio César Machado, nº 7
+351 21 317 41 05
Es del mismo dueño de otro restaurante, con el mismo nombre pero situado en Barrio Alto. La base es de platos típicos portugueses, que después supieron sofisticar. En éste podéis pedir a la carta, mientras en el antiguo es degustación de 10 platos. Precio aproximado 50 euros.

To burger or not to burger
Rua Capelo, 24
Hamburguesas que no olvidaréis en el barrio de Chiado. Decoración industrial chic. Las patatas gajo espectaculares.

Cómo moverse en Lisboa

Para un fin de semana lo ideal es ir en avión, y moverse en transporte público.

El autobús (sólo recomendable desde el aeropuerto al centro), el metro y el tranvía en Lisboa funcionan fenomenal.

Existe un abono de transporte de 24 horas que se compra en las estaciones de metro (se compra una tarjeta la primera vez y se va recargando).

Taxis: no son nada caros, e ideales para moverse por la noche, y desde el aeropuerto al hotel si no tienes demasiado tiempo o llevas bastante equipaje.

Si tuvierais más días, Sintra, Cascais, Guincho, merecen una visita de un día cada una de ellas. Para visitarlas podríais llegar en tren, pero lo más cómodo sería alquilar un coche.

Y si visitáis en otro momento Oporto, plan para qué ver y qué hacer 3 días en Oporto.

Comparte este artículo:

  • © 2017 Diseño y Programación Web por Baulae.com | Política de Privacidad